El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player



admin

Posted by admin on 2015-01-21 21:51:55 UTC

El derecho de Palestina sobre Jerusalén

Roberto Chambi Calle

 

 

Ya son más de 66 años de humillaciones desde la masacre del “Nabka[2]”, en donde miles de palestinos fueron desplazados, soslayados, asesinados, quedando huérfanos en su propio territorio; muchos de los cuales aún hoy continúan viviendo este tipo de vejaciones que van contra todo tipo de concepto de justicia y derechos humanos.

 

Ya lo habíamos señalado en otro trabajo que el Derecho Internacional ha tenido poca eficacia con respecto a los derechos del “Pueblo Palestino”, cuando Israel en presencia de casi toda la sociedad internacional, no acata, ni mucho menos respeta la norma jurídica; cuyo fin es regular las relaciones entre los actores internacionales, pero frente a todo ese tipo de actitudes de atropello al Ius Cogens, las organizaciones internacionales como: Naciones Unidas, Organización de Estados Americanos, Liga Árabe, poco o nada han podido hacer; pues estas entidades internacionales no tienen la capacidad para poder frenar la hostilidad bélica, política y jurídica que Israel impone de la manera más ruin en presencia de todos al Pueblo Palestino.

 

Desde la “creación” de Israel  han muerto miles de palestinos, aumentando los desplazamientos a otras regiones, en donde ni siquiera la liga árabe con todo el potencial económico que tiene, ha podido frenar las ambiciones de la administración israelí que hasta el día de hoy sigue desoyendo la voz de la comunidad internacional; así como de las organizaciones internacionales tales como la resolución 181 de Naciones Unidas, solo por citar un ejemplo. Desde 1948 se ha ido arrasando y colonizando su territorio; construyendo muros, minando zonas y apresando a los civiles para lograr sus objetivos, así por ejemplo los puntos de control o de paso a otras zonas  que son parte de Palestina, han perjudicado a los civiles. El territorio palestino en la actualidad está fraccionado en tres partes: Cisjordania, Gaza, y Jerusalén Este, la primera administrada por la Autoridad Nacional Palestina desde el liderazgo de Yasser Arafat y Gaza por Hammas, aquel que es acusado de ser un grupo terrorista, cuando en los hechos ha ganado una elección municipal para administrar la Franja de Gaza; no obstante que estos dos territorios tienen liderazgos políticos distintos, en el fondo siempre se ha mantenido un espíritu de unidad y así lo han demostrado las dos facciones políticas, cuando han hecho una sola fuerza política frente a la política despótica y autoritaria de la administración israelí, los mismos que en esta última agresión han asesinado a más de 2136[3] palestinos, de los cuales más de 500 eran niños y mujeres destruyendo también infraestructura civil.

 

El otro territorio en disputa es Jerusalén que después de 1948 ha pasado a tener una administración internacional encomendada a Naciones Unidas, la cual ha sido en los hechos infructuosa; ya que con la guerra de los “6 días”  en 1967, Israel ha entrado en la posesión física de parte de este territorio en situación particular, al construir colonias; así como haber tomado por la fuerza la parte occidental de Jerusalén. La administración de este territorio en la actualidad está en manos de la administración de Israel; pues al ser un “Estado” tiene mayor poder de coacción y coerción militar frente a los civiles palestinos, ya que como este no es reconocido plenamente como un estado, simplemente es un territorio ocupado, por lo cual Israel tiene los pretextos necesarios para imponer por la fuera sus políticas de agresión. A tal grado de alevosía llegó esto que en el año de 1980 la administración israelí mediante el parlamento, dictaminó la “Ley[4] de Jerusalén” para regular su “seguridad”, yendo por enésima vez contra el Derecho Internacional; pues por los principios jurídicos reconocidos por el orbe no se puede yuxtaponer una norma doméstica frente a una norma internacional de orden público como lo son los acuerdos de Ginebra de 1949, las resoluciones de Naciones Unidas; así como las del Consejo de Seguridad con la cual se puede evidenciar que el “Derecho es lo que le conviene al más fuerte”.

 

La situación de Jerusalén es de vital importancia para los palestinos, musulmanes; así como los cristianos, pues dentro de esta zona se encuentran: las mezquitas de la explanada, la Mezquita de Al Aqsa, y la Mezquita de la Cúpula Dorada o de la roca, las mismas que son importantes para los palestinos (territorialmente hablando), para los musulmanes; porque en la mezquita de Al Aqsa se encuentra el primer punto de referencia para hacer la oración y en la Mezquita de la Cúpula Dorada, se encuentra la roca o el pedazo de la roca en donde según la creencia islámica, el Profeta Abrahán quiso sacrificar a su hijo Ismael como ofrenda a Dios. Por otro lado; también se tiene la creencia de que en ese lugar el Profeta del Islam hizo la ascensión a los siete cielos, con lo cual este sitio se considera santo dentro de la creencia islámica convirtiéndose en el tercero en importancia después de la ciudad de la Meca y Medina en la península arábiga.

 

Siguiendo también esa línea, salvando algunos detalles en el caso de Abrahán, también tiene su importancia para los cristianos católicos. En aras de ello, Jerusalén hoy no obstante de tener una administración internacional está en gran medida en manos de la administración israelí; lo cual ha hecho que su ejército por temas de “resguardo de la seguridad” pueda sistemáticamente violar los derechos de los palestinos en esta zona, los mismos que han tenido que abandonar la región, al verse violentados por los agentes israelís.

 

Cada palestino que vive en este lugar debe cumplir un sinfín de condiciones, una de ellas es portar una identificación de residente, la cual paradójicamente es otorgada por la administración israelí y que cada vez pone más condiciones para poder portar la misma, muchos de los ciudadanos palestinos cuando salen de su territorio, no pueden volver a ingresar por la nuevas condiciones que impone esta administración, la misma que ha emergido del terror y del amedrentamiento; pues Jerusalén es un territorio internacional en donde Israel es un “Estado” que “tiene autoridad” para hacer este tipo de cesiones y Palestina aún no tiene ese rango, ya que no es un Estado, al no ser así, la administración sionista aprovecha para humillar y expulsar a los palestinos; muchos de los cuales no pueden volver a sus hogares, pues para obtener  otra vez una tarjeta de ciudadanía, siempre hay nuevos requisitos y condicionamientos, haciendo dificultoso lograrlo, motivo por el cual muchos de los ciudadanos que viven en Jerusalén deben abandonar sus hogares su familia y sus tierras.

 

A la par con ello, la administración Israelí para ir ganando terreno y territorio sigue construyendo colonias y viviendas violando los tratados internacionales de Derecho Internacional, que manifiesta que es un territorio internacional, en el mismo que no se puede construir colonias, lo cual queda en saco roto; pues a la fecha siguen las construcciones  y los incumplimientos a la norma jurídica, la cual como habíamos manifestado tiene ineficacia por lo menos en este caso. Así por ejemplo, tenemos resoluciones de la Asamblea General, resoluciones del Consejo de Seguridad; así como de muchas otras entendidas comprometidas con la paz en el mundo, no puede ser posible que un “estado” creado por la voluntad de los “hermanos mayores” y en presencia del mundo pueda seguir de la manera más vergonzosa desoyendo e inaplicado lo que el Derecho y las leyes manifiestan.

 

De continuar todo ello así, se debe replantear y reconfigurar la instituciones internacionales; así como los tribunales y órganos rectores que velan el Derecho y el sistema político, pues aún no tenemos un eficacia clara y contundente con respecto a los derechos de Palestina.

 

Si realmente se quiere tener paz, los estados que están comprometidos en esta causa, deben ser los primeros en hacer respetar el Derecho; asimismo se deben dejar de lado los intereses mezquinos y egoístas para construir la seguridad internacional, para lo cual es de vital importancia que de una vez por todas se reconozca a Palestina como Estado, a la fecha así lo han legitimado más de 130[5] estados en el orbe, ello sin duda son muestras claras de apoyo a la erección de un estado Palestino; pues a partir de ello se podrá hablar de igualdad en derechos y obligaciones, ya que fuera de ello lo que viven los palestinos son: ocupación, genocidio, despojo y agresión, por el solo hecho de no ser un Estado y para que ello ocurra Naciones Unidas en especial, el Consejo de Seguridad, debe de una vez ser responsable ante la sociedad internacional, dejando de vetar la calidad de Estado a Palestina, porque mientras EEUU, Inglaterra y Francia no lo reconozcan como tal en el seno del Consejo de Seguridad, seguirán siendo los cómplices de esta masacre, de este despojo desmedido, de este  enclaustramiento y humillación perenne a los palestinos, esa es la única vía para que se llegue a la paz que aún es un lastre doloroso, no sólo para los palestinos; sino  también para los  sujetos internacionales que aún miran con esperanza el mañana.

 

Todos derechos reservados.

Se permite copiar citando la referencia.

www.islamoriente.com

Enviar :: Comentarios 0


¿Por qué las mujeres latinoamericanas cada vez más se están convirtiendo al Islam?

Posted by admin on 2014-01-31 21:03:56 UTC

De acuerdo a estadísticas el crecimiento del islam en el mundo es contundente, y por ende se puede confirmar su crecimiento en América Latina[2]. De un tiempo a esta parte cada vez más latinos van abrazando esta forma de vida, siendo el porcentaje más elevado el de las mujeres, habida cuenta de los pocos estudios existentes sobre esta temática.

 

Es de vital importancia llevar adelante diferentes análisis, propuestas y estudios para disipar dudas y poder comprobar cuáles son las causas y/o razones por las que cada vez más mujeres latinas se están convirtiendo al islam.

 

Según Sánchez y Galván[3] cerca de 19% de 3000 conversiones al islam fueron de latinos, realizadas en 2011. De este grupo 55% fueron hispanas. Desde el año 2000, el número de mujeres que abrazó el islam se incrementó en 8%. Se han estimado alrededor de 25.000 a 75.000 musulmanes latinos, siendo que el número más certero es de 40.000. Existen más de 200.000 musulmanes latinos en los Estados Unidos, donde las mujeres representan el 60% de los conversos al islam.

La BBC señala que se estima que el número de latinos convertidos al islam varía entre 100.000 y 200.000; sobre un total de 50 millones de hispanos en EE.UU[4].

En América Latina, el islam encuentra un espacio importante en Guyana, Surinam y Trinidad Tobago; donde se encuentran las comunidades musulmanas más importantes, constituyendo entre un 10 y un 15% de la población total; así lo afirma Caro[5].

Este sociólogo considera que la población musulmana de la región asciende a 6 millones, siendo la de Brasil, la más numerosa, donde existen alrededor de 1.500.000 de musulmanes, seguida de Argentina, con la segunda concentración regional, llegando a 700.000, luego está Chile donde el censo nacional de 2002, determinó la existencia de cerca de 3000 musulmanes.

Por otro lado, argumenta que el caso Venezolano es emblemático porque allí existe una comunidad musulmana calculada en 90.000 personas. En Uruguay se estima entre 341 el número de conversos.

Y por último en Bolivia se considera la existencia de alrededor de 900 musulmanes[6].

Hay que destacar que estamos hablando de musulmanes conversos latinos al islam dada la importancia de la temática, latinos originarios, no con ascendencia árabe, iraní, turca o proveniente de una cultura del oriente; en este caso cabe señalar que tienen su propia identidad cultural, sus costumbres y tradiciones, con su propio idioma, con una cultura ancestral milenaria; ya que en Latinoamérica se establecieron los quechuas, los aymaras, los waraníes[7]; etc.

Con esto queremos decir y en forma particular referirnos al caso boliviano donde los musulmanes conversos son totalmente originarios y que el hecho de ser aymaras, quechuas, waraníes;etc… no significa que no podamos incorporar otro tipo de elementos a nuestra identidad, como lo señala Chambi[8].

Al mismo tiempo aclarar que según la perspectiva constructivista de las corrientes antropológicas sobre identidad cultural, la identidad no es algo que se hereda, sino algo que se construye, por lo tanto no es estático, sólido e inmutable; sino es algo maleable y manipulable; y de acuerdo a Castells[9] las identidades son construidas.

Y según esto los latinos conversos al islam, han incorporado como musulmanes prácticas a partir del entorno social, respetando como mestizos, aymaras, quechuas, waraníes, los propios ritos y prácticas, quedando en el anquilosamiento de estas, cuando la cultura y la identidad como ya lo dijimos son mutables y cambiantes, de acuerdo a las necesidades socioculturales del hombre, ahora para que ello no nos absorba deben haber límites, sin duda a partir que la identidad y la cultura son construcciones sociales.

Dijimos a un principio y lo hemos podido comprobar de acuerdo a las estadísticas, que en la actualidad cada vez más latinos están abrazando esta forma de vida que es el islam y en forma particular referirnos al caso de las mujeres latinas que abrazan el islam; ya que como lo manifiestan Sánchez y Galván[10] están representando el 60%.

Conviene preguntarnos ahora ¿Cuáles son las causas por las que más latinas se convierten al islam?, para dar respuesta a esta interrogante acudimos a varios testimonios de mujeres latinas musulmanas conversas sin una ascendencia árabe, iraní, paquistaní o hindú u otra que pertenezca a países de Oriente; ya que ellas son originarias de Latinoamérica, que a continuación las damos a conocer.

La Lic. María Roxana Huallpara Soliz[11], boliviana musulmana shiíta conversa, al respecto declara:

“Toda mi vida conocí diferentes religiones y personas; pero sólo hasta el año 2.011 por casualidad, como profesora de lengua castellana, tuve clases con un estudiante musulmán, de origen iraní, que con su poco español trataba de explicarme ¿Qué es el islam?; pero sin éxito alguno, me apena decirlo, pero yo no sabía nada al respecto, hasta que decidió invitarme a la mezquita de la ACIABOL[12].

Cuando él me comentó acerca de sus amigos musulmanes bolivianos, quienes estudiaban y trabajaban mucho por el islam, recién puse atención, ¿Musulmanes bolivianos?, dije qué interesante y decidí visitarlos, y después más y más, hasta que ya era parte de ellos, sin ser musulmana.

Una de las cosas que puedo decir es que me gusta primero conocer y luego aceptar y no a la inversa como lo hacen otras personas y también soy una de las personas que ve el ejemplo de la religión plasmada en la gente, ellos son la prueba tangible, son el ejemplo que ve todo el mundo y el que vi yo. La verdad es que los musulmanes que yo conocí en ese momento y son un gran ejemplo del islam y de esta manera, me animé a conocer más, a investigar más porque había muchas preguntas sin respuestas y aún las hay; pero poco a poco voy encontrando las respuestas a estas interrogantes.

Yo no abracé el islam porque mi familia es musulmana o por tradición, etc… Yo abracé el islam porque me hace una mejor persona, una mejor mujer y sobretodo una mejor madre, la ambición de todo ser humano”.

Por su parte Frida Dueñas Calle[13], boliviana musulmana conversa shiíta nos comenta:

“La razón por la cual me convertí al islam fue porque a pesar de haber asistido a otras religiones, el islam que es más que una religión, es una forma de vida, a través del ejemplo de los musulmanes shiítas, de cómo tratan a las personas y la forma de llevar su vida, cautivó en mí la verdadera cosmovisión de entender el verdadero significado de ser musulmana, y también encontré en el islam respuestas que no encontraba en otras religiones y al conocerlas y saber más, me interesé aún más y luego fui estudiando algunos de los libros que existen en la biblioteca de la mezquita de Aciabol y cada día me voy involucrando más con esta hermosa forma de ver la vida.

Por otro lado, vi en mi hermano, que es musulmán boliviano shia desde hace 14 años, la calidad humana, la verdadera moral, el trato hacia las mujeres, su comportamiento hacia los demás en el día a día, su amabilidad, su continuo acercamiento con Dios en las oraciones, la manera de ayudar a los demás, su valentía en defender la no discriminación de las personas, su lucha contra el racismo y la intolerancia, la forma de ayudar a criar a su hijo; etc…un ejemplo fidedigno de cómo es un musulmán que me atrajo y vi en mi horizonte el cambio, y es así que abracé el islam, no por tradición o por pertenecer a una familia musulmana, porque somos bolivianos originarios y amamos a nuestra Bolivia, lo hice por también convertirme en ejemplo de vida y así ayudar a mi país.

(Ver la continuación en archivo pdf)
http://www.islamoriente.com/sites/default/files/cckfilefield/Article_pdf_file/Por%20qu%C3%A9%20las%20mujeres%20latinoamericanas%20abrazan%20al%20Islam.pdf

www.islamoriente.com

Fundación Cultural Oriente

Notas:
[1] Escritora, Periodista, Profesora e Investigadora Boliviana, miembro de la Asociación de Investigadores en Comunicación y Educación para el Desarrollo La Paz-Bolivia, Directora General de la Asociación de Mujeres Musulmanas de Bolivia.

[2] www.wldiarionv.com (7 julio 2013) “Más latinas se convierten al islam”.

[3] Sánchez Samantha y Galván Juan “Musulmanes Latinos: El cambio del islam en América”. http://www.latinodawah.org

[4] www.bbc.co.uk /martes, 27 de agosto 2013.

[5] Caro Isaac, Sociólogo, Doctor en Estudios Americanos, Académico del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad Arturo Prat de Chile.

[6] Es.wikipedia.org/wiki/anexo: islam por país.

[7] Albo Xavier, Antropólogo y Lingüista, Fundador y miembro de CIPCA, miembro del comité directivo del programa de investigación estratégica en Bolivia PIEB. “Culturas pertenecientes de América Latina”.

Enviar :: Comentarios 0


Que es el ISLAM

Posted by admin on 2013-05-13 14:45:10 UTC

 

 

El islam es una actitud ante el mundo y el Creador; una disposición del el alma voluntariamente aceptada y una práctica consecuente con ella. Y por todos estos sentidos no es solo una religión, sino más bien un modo de vida  sustentado en una doctrina, una cosmovisión que abarca todos los temas e interés humano.

 

El termino islam proviene de la raíz árabe slm que incluye las ideas de “paz”  (silm, salam),  “salud” (salam), y “salvación”, significa literalmente sometimiento a la voluntad divina para obtener la paz y la salvación. Quien así procede, el “sometido” a la Voluntad divina  y sus Mandatos, es un muslim (musulmán). Los musulmanes jamás se designan a sí mismos con referencia al nombre del mensajero del Islam, Muhammad (Mahoma), por lo que no ceben denominaciones tales como “mahometanismo” o “mahometano”. Estos dos términos  son herrones.  

Enviar :: Comentarios 0




Aenean eu dapibus ipsum. Curabitur faucibus rutrum posuere. Aliquam erat volutpat. Donec ac neque sed purus molestie dapibus et a dolor. Nunc et velit non nulla fermentum